Cortés FM 105.7 | Cristal FM 88.9

Con más variedad musical

Rusia recluta a mujeres como soldados y operadoras de drones en Ucrania

Mi misión como comandante es demostrar que las mujeres no sólo sirven para hacer sopas y niños”, comentó Vesta, una de las mujeres del servicio de reclutamiento del batallón de voluntarios Borz. El anuncio colgado en la red social Vkontakte – el Facebook ruso – ofrece un contrato por seis meses con un salario de 220,000 rublos (unos 2,300 dólares), según informa hoy el portal Bazhnie Istorii.

“Al principio no había mujeres, sólo hombres. Ahora decidimos probar y crear un destacamento femenino de francotiradores y otro de drones, ya que las mujeres también pueden”, añade Vesta, cuyo batallón forma parte de la compañía privada Redut.

Si la mujer combatiente es herida, recibirá entre uno y tres millones de rublos (10,000 dólares-30,000 dólares), mientras que en caso de muerte, sus familiares recibirán cinco millones (50,000 dólares). Las interesadas, que serán consideradas veteranas de guerra al término del contrato, deben estar familiarizadas con el empleo de armas de fuego, pero, en cualquier caso, recibirán instrucción durante un mes en la república popular de Donetsk.

 

 

Putin ofrece atractivos contratos y ciudadanía para extranjeros

Dos mujeres, una francotiradora y otra sanitaria, admitieron públicamente formar parte de Borz, batallón comandado por Dmitri Zipir, nacido en Ucrania. En marzo pasado el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, informó de que unas 1,100 mujeres servían en las filas del Ejército en Ucrania, aunque no precisó si esas militares habían entrado en combate.

Shoigú destacó que más de 39,000 mujeres sirven actualmente en las Fuerzas Armadas, de las que casi cinco mil son oficiales. A la hora de anunciar la movilización parcial de 300.000 reservistas, el presidente ruso, Vladímir Putin, no incluyó a mujeres, que tampoco están obligadas a cumplir el servicio militar en Rusia.

Ante la impopularidad de la movilización forzosa, el Kremlin optó por ofrecer contratos profesionales a ciudadanos rusos e inmigrantes, en su caso a cambio de la ciudadanía.