Cortés FM 105.7 | Cristal FM 88.9

Con más variedad musical

“Nunca me iré”: las familias que se quedan en el norte de Gaza mientras Israel se prepara para una operación terrestre

La fecha límite de Israel para que los civiles abandonen el norte de la Franja de Gaza ya pasó, pero algunas personas dicen que se quedarán allí.

Uno de ellos es Mohamed Ibrahim.

“No dejaré mi patria, nunca la abandonaré”, dice Mohamed de 42 años, sentado en un salón abarrotado y rodeado de familiares que llegaron a su casa desde otras zonas.

Algunos hablaban mientras otros revisaban sus teléfonos para conocer las últimas noticias sobre la crisis.

“No puedo huir a otro lugar, incluso si van a destruir nuestras casas sobre nuestras cabezas”, añadió. “Me quedaré aquí”.

Con su familia ya se ha desplazado en repetidas ocasiones por los alrededores de la Ciudad de Gaza, el centro urbano en el corazón del norte de la Franja.

“El domingo pasado a las 02:00 horas hubo ataques y cohetes”, dijo. “Huí con mi esposa y mis cuatro hijos”.

Dejaron su casa en Jabalia para ir a la zona de Sheikh Radwan, pero oyeron que esa zona también iba a ser atacada y se dirigieron a un suburbio de la Ciudad de Gaza.

Pero dice que no cree que sea realista abandonar el norte de Gaza, tras la advertencia de Israel para que la gente evacúe la zona.

“Nos pidieron que huyéramos al sur. ¿A dónde deberíamos ir mi familia y yo?”, pregunta Mohamed.

Sus hijos echan de menos su jardín, hacinados en un piso con su familia extendida. A su hijo Ahmad le encantaba andar en bicicleta por el vecindario con su amigo. Sigue preguntando a su padre si su mejor amigo sigue vivo, pero no hay forma de localizarlo.

“Sin vida”

En una calle cercana, Abo Jameel, un albañil de 38 años, se agachó en el suelo junto a una tubería conectada al sistema de agua, tratando de extraer las últimas gotas de líquido.

“Durante ocho días no ha habido comida ni agua”, dice. Israel ha cortado el suministro de electricidad y agua a Gaza y ha impedido la entrada de combustible y otros suministros.

“Sin agua, sin electricidad, sin vida, miseria”, añade. Pero junto con sus cinco hijos ha decidido quedarse. Tiene dos niños y tres niñas, el menor tiene cuatro años.

“No tenemos adónde ir, no nos iremos aunque quieran atacar nuestras casas”.

“¿Adónde podemos ir como familia de cinco o seis personas?”, pregunta.

Hamas informó que en las últimas 48 horas 400.000 de los 1,1 millones de personas que consideran el norte de Gaza su hogar se dirigieron hacia el sur por la carretera Salah al-Din, siguiendo la orden de Israel de salir de la zona.

Soldados preparados

mapa 

BBC

Desde una colina a poco más de un kilómetro de la frontera con Israel queda claro la escala del ataque terrestre que podría lanzarse pronto.

A lo largo de la carretera más cercana pasa un grupo de vehículos blindados de transporte de tropas, mientras un dron militar sobrevuela el cielo.

Cerca de la valla fronteriza se escucha el fuerte chasquido de una oleada de disparos de armas pequeñas.