Cortés FM 105.7 | Cristal FM 88.9

Con más variedad musical

ExSEAL de la Marina estadounidense que alega haber matado a Osama bin Laden fue arrestado en Texas por golpear a guardia y lanzarle supuestos ataques racistas

El exSEAL de la Marina de Estados Unidos que se atribuye haber baleado de muerte a Osama bin Laden en el 2011 fue arrestado en Frisco, Texas, por golpear a una guardia de seguridad en el bar de un hotel y lanzarle comentarios racistas.

Un reporte policial que cita el New York Post esta semana señala que el incidente en el que Robert O’Neill fue arrestado ocurrió el miércoles de la semana pasada luego de que se quedara dormido en el bar de “Omni at The Star” cercano a la sede de los Dallas Cowboys.

El Departamento de Policía de Frisco indica en un informe que O’Neill, quien presuntamente se encontraba borracho, le gritó “nigger” al guardia que intentó trasladarlo a su habitación.

(O’Neill) se viró, levantó su puño al aire y lo golpeó en el pecho con su puño derecho”, declaró al oficial de seguridad a la Policía.

“Robert lo llamó ‘jodi** negro (nigger) cuando lo golpeó”, añade el reporte.

Dallas Morning News reseñó que O’Neill, de 47 años, enfrenta un cargo menor Clase A de agresión que causó daño corporal y otro menor Clase C de intoxicación pública.

El mismo día del arresto, el exmilitar fue liberado tras pagar una fianza de $3,500 dólares.

El estadounidense habría sido el marine que disparó las balas que acabaron con Bin Laden, fundador de Al-Qaeda. El Gobierno de Estados Unidos, sin embargo, no ha confirmado esta versión.

Entre otras condecoraciones, O’Neill recibió dos “Silver Stars”, cuatro “Bronze Stars” y una “Medalla de elogio por servicio conjunto” durante su servicio en el Equipo 6 de la Fuerza de operaciones especiales de la Marina de los Estados Unidos (SEAL).

En el 2017, publicó su libró titulado “The Operator: Firing the Shots that Killed Osama bin Laden and My Years as a SEAL Team Warrior” (El Operador: Disparando los tiros que mataron a Osama bin Laden y mis años como guerrero del Equipo SEAL) en el que detalla sus experiencias en el comando.

Un año antes, a O’Neill le fue desestimado un cargo por conducir bajo la influencia de alcohol o drogas (DUI) en Montana. El caso estaba relacionado con una prescripción de una medicina para lidiar con los efectos de su estancia en las Fuerzas Armadas.

En declaraciones al medio neoyorquino, el exmarine rechazó haber hecho expresiones racistas contra el oficial de seguridad del hotel.