...

Cortés FM 105.7 | Cristal FM 88.9

Con más variedad musical

El enorme campamento en el Parque Nacional de Bogotá donde cientos de indígenas viven una “emergencia humanitaria”

Los 10°C de una madrugada en Bogotá en julio calan el doble en el Parque Nacional Enrique Olaya Herrera.

Desde los cerros orientales de la capital colombiana desciende un aire gélido que convierte a este emblemático y céntrico remanso natural en una micronevera.

Lo normal es que a estas horas la mayoría de capitalinos duerman cobijados en sus casas y no se expongan a estas condiciones, pero aquí hace tiempo que todo dejó de ser normal.

El Parque Nacional es hoy el escenario de un enorme y precario campamento donde se calcula que viven más de 500 indígenas embera.

La mayoría son desplazados de zonas en conflicto en los departamentos del Chocó o Risaralda que piden garantías para regresar a sus resguardos o reubicaciones con derechos territoriales y protección del Estado.

La imagen es desoladora.

“Emergencia humanitaria”

En el campamento hay una cantidad abrumadora de niños, con muchos caminando descalzos y a veces semivestidos.

Leñas ardientes calientan tiendas cubiertas con lonas de plástico donde llegan a dormir decenas de personas de una o varias familias.

Los alimentos escasean. La higiene está comprometida.

“Es una emergencia humanitaria”, le dice a BBC Mundo Isabel Mercado, de la Consejería de Paz de Bogotá, una de las varias instituciones colombianas que intentan destrabar lo que ahora mismo parece tener difícil solución.

Mientras, las enfermedades respiratorias lastran la salud de los indígenas, sobre todo de los niños.

José Carlos Cueto / BBC News Mundo: Funcionarios de la Secretaría de Salud acuden cada ocho días a ofrecer asistencia en el parque, especialmente a niños.

Hace unas semanas murió una bebé de tres meses sin que todavía se conozcan causas claras de la tragedia.

“La situación de los niños y niñas es dramática. Te encuentras a bebés que cuidan de bebés”, le dice a BBC Mundo una fuente de la Secretaría de Cultura de Bogotá.

También se suceden denuncias de presuntas explotación y abuso infantil así como violencia de género contra miembros de la comunidad.

Por momentos, los capitalinos parecen haberse acostumbrado a convivir con esta crisis, pero en la primera semana de julio una jueza admitió una demanda contra la Alcaldía de Bogotá por “la acumulación de derechos vulnerados a plena vista de funcionarios del distrito y la nación”, le explica el demandante Reginaldo Aduen Bray a BBC Mundo.

De acuerdo con la Alcaldía, en los últimos meses se adelantaron diálogos con líderes, entidades distritales y nacionales para buscar soluciones al estatus de la población embera en Bogotá, aunque voces como las de Aduen denotan el hartazgo ante un problema que se dilata y agrava por día.

Crisis a vista de todos

Para el residente en Bogotá es casi imposible ignorar lo que sucede en el parque.

Se encuentra en plena carrera Séptima, la más emblemática y vital de la capital que en domingos y festivos es un paso peatonal gigante que disfrutan sus habitantes.

A la altura de la calle 39, caminando desde el norte, el parque rompe con la estética de cemento y ladrillo que domina la mayoría de la Séptima.

Entonces llega el olor a leña humeante, las voces de niños jugando, la vista de tiendas que se reproducen por decenas y parecen no tener fin.

José Carlos Cueto / BBC News Mundo: Una tienda habitual dentro del campamento, con espacio para una cocina y un dormitorio precarios.

Hace siete meses que es su hogar: consiste en un espacio para la cocina y otro para dormir con sábanas sobre el suelo donde pernocta junto a seis familiares.

“Vengo de Risaralda, donde nos afecta el conflicto armado”, le dice a BBC Mundo con ayuda de una traductora.

“Pedimos tierras donde vivir, trabajar, cultivar. Todos aquí pedimos reubicación. Sufrimos frío, falta de alimentos suficientes”, añade.

José Carlos Cueto / BBC News Mundo: Elisa Arce, en su cocina de su tienda en el campamento de emberas en el Parque Nacional.

Según autoridades, hay alrededor de 2.200 indígenas embera residiendo en la ciudad.

Seraphinite AcceleratorOptimized by Seraphinite Accelerator
Turns on site high speed to be attractive for people and search engines.