Cortés FM 105.7 | Cristal FM 88.9

Con más variedad musical

El castigo a inmigrantes por carga pública ha surtido efecto, indica reporte

Aunque los inmigrantes ya no son castigados por solicitar ayudas sociales no económicas, la regla de carga pública impulsada por el expresidente Donald Trump afectó a la población que busca solicitar una Green Card.

Un reciente reporte de Urban Institute encontró que el 25% de los inmigrantes con posibilidades de lograr alguna protección migratoria decidieron no solicitar ayudas, como Medicaid o cupones de alimentos SNAP, por temor a ser castigados durante sus procesos ante Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS).

Eso a pesar de que el gobierno del presidente Joe Biden canceló la regla impuesta por Trump e implementó lineamientos que no castigan a los inmigrantes solamente por solicitar ayudas sociales, incluso para vivienda.

“En una encuesta de familias realizada en diciembre de 2022, muestra que una cuarta parte de las familias de estatus mixto (familias en las que al menos un miembro aún no tiene una tarjeta verde) informaron que han evitado solicitar ‘beneficios no monetarios’ (incluidos Medicaid, SNAP y subsidios de vivienda) en el último año, debido a preocupaciones sobre su efecto en sus futuras solicitudes de Green Card”, indica un reporte del American Immigration Council.

Agrega que el temor de esas personas es infundado, ya que la regla de carga pública de la Administración Bide no contempla esos “beneficios no monetarios” al momento de evaluar las solicitudes de un inmigrante.

El reporte se basa en datos de Urban Institute, que ha realizado encuestas sobre el impacto de la política de carga pública entre inmigrantes.

Los datos arrojan que en 2018, cuando Trump anunció su plan de castigo, el 21.8% de las familias dejó de solicitar ayudas, algo que aumentó en 2019 a 31%, cuando los lineamientos entraban en vigor.

Ahora, el 25% dijo que no solicita ayudas, a pesar de que dicha regla de carga pública cambió.

“Es posible que las familias eviten el uso de beneficios públicos en caso de que una futura administración vuelva a cambiar la regla de carga pública”, reconoce el reporte.

El Council advierte que si hay un cambio de política sobre carga pública, incluso las familias que no solicitaron ayudas antes podrían ser penalizadas en su evaluación al solicitar una Green Card.

“Los solicitantes son penalizados por ser ‘probables’ de necesitar cierta asistencia del gobierno en el futuro, lo que significaba que las familias que eran elegibles para recibir beneficios públicos, pero que en realidad no se inscribieron para recibirlos, aún podrían estar en riesgo de que se les niegue la Green Card”, se indica.